tapiales

lunes, septiembre 18, 2006

La Historia Latinoamericana Invertida (2006)

Eduardo Saguier La historia latinoamericana, vista de manera inversa El reconocido historiador e investigador del Conicet llegó a Corrientes. En la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Unne, inauguró el seminario sobre pretorianismo. En una obra de 15 tomos, habla sobre los cuatro siglos de lucha. El historiador e investigador Eduardo Saguier, un verdadero estudioso de la historia latinoamericana, llegó a Corrientes para participar del seminario sobre pretorianismo que se dicta en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Unne hasta hoy. "Pretorianismo, cabe destacar, es un concepto novedoso que se utiliza en las ciencias políticas y sociales de manera cotidiana, sobre todo, en Estados Unidos, más allá de que en Argentina aún no esté muy difundido. Saguier –más allá de haber sido el encargado de inaugurar dicho seminario– es un hombre reconocido por su obra, "Un debate histórico inconcluso en la América Latina (1600-2000), cuatro siglos de lucha en el espacio colonial peruano y rioplatense y en la Argentina moderna y contemporánea". Se trata de una de las obras más extensas sobre este tema, ya que tiene 15 tomos. La particularidad de este historiador es que, desde el inicio de su trabajo, se dedicó a estudiar Latinoamérica y la Argentina en particular, desde una visión totalmente diferente a la acostumbrada, es decir, de manera inversa. Porque su trabajo se basó desde siempre en un estudio realizado desde el interior hacia las grande capitales. La obra de historia cultural, política, social y económica, presentada por Saguier, pretende articular los niveles ideológico, institucional, social y cultural; así como las esferas cultural, política, burocrática y económica, en el espacio colonial peruano y rioplatense, y en la Argentina moderna y contemporánea, abarcando en la tarea un centenar de capítulos y casi un millar de apartados, distribuidos en 15 tomos, todos ellos fundados en miles de textos de época, relevados en documentación judicial, notarial, administrativa, eclesiástica, militar, periodística y electrónica. Una decena de dichos capítulos son presentados en ambos idiomas, español e inglés. El relevamiento de las fuentes documentales fue practicado entre 1967 y 2005 en los protocolos de escribanos de los archivos notariales; en las series judiciales, sucesorias, capitulares, hacendarias, legislativas, gubernativas, militares, censales y parroquiales; en las Actas Capitulares y diarios de sesiones de las Convenciones Constituyentes y de las Cámaras de Diputados y de Senadores, nacionales y provinciales, entre tantos otros archivos. Documentos todos ellos que le permitieron conocer verdaderos secretos o, al menos, datos no difundidos de la historia de los ciudadanos de esta época. Ahora, en la interesante charla que Saguier ofreció en la Facultad de Derechos y Ciencias Políticas de la Unne, uno de los puntos sobre los que puso mayor énfasis fue precisamente la "milicia ciudadana", lo que con el correr del tiempo se convirtió en el Ejército Argentino, marcando a la perfección las diferentes realidades de cada uno de estos cuerpos, tema de su último trabajo. Éstas y tantas otras reflexiones y datos interesantes sobre la historia no sólo argentina sino también latinoamericana fueron las que el prestigioso investigador del Conicet ofreció a quienes participaron del seminario realizado en la Facultad de Derecho de la Unne. El investigador cabe destacar estuvo acompañado por el correntino Joaquín Meabe, un apasionado por la historia y la investigación. La Guardia Nacional "La Guardia Nacional era el cuerpo del que formaban parte los más destacados jóvenes de la sociedad de cada una de las provincias, quienes incluso se preparaban en los Colegios Nacionales establecidos en diferentes puntos del país. Era el Ejército ciudadano de los notables a tal punto que, para pertenecer a esta guardia, los jóvenes se encargaban cada uno de ellos de sus propios uniformes e incluso de su propio caballo, por lo que no tenían uniformidad de vestimenta por ejemplo. "Pertenecer a este cuerpo era un verdadero privilegio no como sucede en la actualidad, donde nos encontramos con un ejército convertido en una entidad bastante desprestigiada socialmente", explicó el historiador a La República. Cabe recordar que la realidad de la Guardia Nacional cambió cuando se instituyó el servicio militar obligatorio en 1901, que se crea siguiendo los pasos del modelo europeo. Específicamente, fue en el año 1901, durante la presidencia de Julio Argentino Roca, cuando ante la posibilidad de una guerra con Chile, se sanciona la Ley Orgánica del Ejército, que más tarde se llamaría Ley Richieri, a través de la cual se establece por primera vez el servicio militar obligatorio. Fuente: La República (Corrientes), 25 de agosto de 2006

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home