tapiales

sábado, septiembre 16, 2006

Blog y Archivo Personal (2006)

Blog y Archivo Personal (VIII-2006) Con motivo de la construcción de mi Blog personal he tenido que hurgar en numerosas cajas repletas de borradores, papeles viejos, recursos judiciales, y recortes de diarios. De la masa de documentos estoy seleccionando los más relevantes para luego digitalizarlos e incluirlos en mi Blog. Estimo que esta documentación será para muchos colisteros de escasa importancia o excesivamente personal. Sin embargo, pienso que para los estudiosos de tiempos obscuros, situaciones críticas y conflictos académicos podrá ser de alguna utilidad. Creo también que su divulgación servirá al menos para poder contarnos las costillas, lo que a su vez nos permitirá socializar las cicatrices. Para ello, invito a los colegas que hayan conservado papeles a abrir sus arcones y comenzar a divulgar sus respectivos pasados. Para quienes no han podido conservar papel alguno, que fue el caso de muchos, recomiendo la tarea de ensayar una suerte de indagación retrospectiva. Recientemente, a propósito del mensaje de Luis Quesada, acerca de La Noche de los Bastones Largos, donde me endilga “maledicencia”; y de Bibiana Apolonio, que me acusa de “buscar camorra”, le pregunté a mi amigo Carlos Tobal, acerca de su experiencia en ese remoto episodio, y me contó que él era en ese entonces alumno del tercer año de Derecho, y que en su ignorancia e inocencia política de aquellos tiempos, se acuerda perfectamente que en vísperas del golpe de estado de 1966, hubo una asamblea estudiantil en Derecho, donde pese a los esfuerzos de Jorge Horacio Teste, en ese entonces un militante de la juventud del PC, quien alentaba concurrir a defender la democracia amenazada, dicha asamblea copada por elementos de la izquierda Trotskista resolvió por mayoría abstenerse. De ahí que en la infausta noche del 28 de junio no se observó la presencia de movimiento estudiantil alguno, por otro lado largamente desmovilizado por las traiciones de Arturo Frondizi, quien había deslaicizado la educación superior argentina. Por otro lado, y a diferencia de la caída de Illia, el golpe contra Frondizi fue imposible de evitar pues los militares lo secuestraron directamente de la sede de Olivos y lo llevaron a la Isla de Martín García. De mas está decir que Olivos es para un activo estudiantil más difícil de defender que la Casa Rosada. Para el caso de la caída de Isabelita, en marzo de 1976, el grado de desmovilización era de tal profundidad, con las universidades intervenidas por la Misión Ivanissevich y el rectorado de Ottalagano en la UBA, que a nadie en su sano juicio se le podía ocurrir intentar siquiera defender el escaso despojo a que se había reducido dicho gobierno. Saludos cordiales, Eduardo R. Saguier e-mail: saguiere@ssdnet.com.ar http://www.er-saguier.org Necesariamente, la divulgación de este material será espaciada por el tiempo que lleva su digitalización. Fuente: Pol-Cien-29-VIII-2006

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home