tapiales

lunes, agosto 14, 2006

Reglamentarismo en Congresos Científicos (2005)

Buenos Aires, jueves 15 de abril de 2005 CARTA ABIERTA Sres. Miembros del Comité Organizador de las X Jornadas Inter-Escuelas/Departamentos de Historia (Universidad Nacional de Rosario) Me dirijo a Vds., con copia a todos los coordinadores de Mesas de las X Jornadas, y a las autoridades de la Universidad Nacional de Rosario, anfitriona del evento, para comunicarles que he resuelto poner en conocimiento de los organismos nacionales e internacionales el agravio a las libertades académicas que supone la ingeniería reglamentaria implementada en dichas Jornadas. Con gran dolor y pese a haber sido admitido en una de sus Mesas, aunque no así mi socio y colega el Prof. Dr. Joaquín Meabe (UNNE), he decidido también desistir de mi propia presentación --no obstante el esfuerzo personal que estoy invirtiendo investigando en el Archivo General del Ejército— por cuanto considero que habré de ser más útil a la vapuleada historiografía argentina poniendo en evidencia los criterios organizativos antidemocráticos vigentes en las Jornadas citadas. En efecto, Vds. como Comité Organizador, han abdicado de la facultad de administrar la inscripción de las propuestas de ponencia (resúmenes de no mas de 200 palabras cuya presentación vence el día de hoy 15 de abril), subordinándose a la voluntad omnímoda de los Coordinadores de diferentes Mesas. Cada uno de estos Coordinadores, al registrar en noviembre pasado --en su condición de profesores de Departamentos de Historia— un tema específico (que son meros y arbitrarios dibujos), tal como si se tratara de un dominio electrónico propio, poseen la atribución soberana de rechazar aquellas propuestas de ponencias que no se ajusten a sus respectivos límites cronológicos y temáticos, en lugar de limitarse a evaluar los textos completos de las ponencias, cuyo plazo de presentación culmina recién el mes de julio próximo. Es decir, la totalidad del evento se encuentra en poder de señores feudales del saber, universitariamente legitimados, con derecho de pernada académico-ideológico sobre quienes quieren proponer ponencias, y Vds. como Comité Organizador detentan solo frívolas facultades cosméticas ajenas totalmente al control democrático del mismo. Mediante este ultrajante mecanismo, el Comité Organizador, al carecer de la facultad de crear nuevas Mesas, obliga implícita o tácitamente a los ingenuos postulantes que inocentemente se acogieron a la convocatoria pública, a enmendar sus propuestas de ponencias y eventualmente el texto completo de las mismas, para acomodarlas a los estrechos requisitos temáticos y cronológicos de las Mesas canonizadas, y/o de lo contrario les impone una mendicante y humillante peregrinación a través de las mismas para poder así ocupar un mísero espacio donde lograr exponer sus trabajos. Este indigno proceder del Comité Organizador y/o de los Departamentos de Historia que confeccionaron estos criterios, es profundamente anti-democrático, por coercitivo y discriminador, y por tanto compromete el prestigio y la autonomía de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), pues alienta un disciplinamiento ideológico, una sodomización intelectual y una fragmentación feudal del conocimiento. En otras palabras, mediante estos criterios discriminantes --presuntamente aceptados por todas las Juntas Departamentales de Historia del país y que rigen el accionar burocrático de las Jornadas Inter-Escuelas, y muy probablemente las Jornadas de otras disciplinas científicas-- se ha subastado el espacio virtual del conocimiento, quedando este último a merced de diferentes unidades o Mesas, en donde todo aquel que quiera participar debe necesariamente someterse, bajo pena de quedar automáticamente excluido. Debo concluir finalmente, que este antidemocrático y anticonstitucional accionar, al atentar contra las libertades de pensamiento y de investigación, no es ajeno a la corrupción desatada en los organismos estatales de ciencia del país. Estos últimos son los que financian dichos eventos, y son los que tienen a sus integrantes chantajeados para aprobarles sus Informes y para abonarles sus incentivos. En obscena alianza mutua, estas instituciones de ciencia y docencia, son las que apuntalan una dominación ideológica del conocimiento, convirtiéndose en los co-responsables inexcusables de la profunda degradación cultural y científica que azota nuestro país. Eduardo R. Saguier Investigador Independiente del CONICET-Museo Roca e-mail: saguiere@ssdnet.com.ar http://www.er-saguier.org Volver

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home