tapiales

miércoles, agosto 02, 2006

Entre Confesiones y Ocultamientos (2006)

Entre Confesiones y Ocultamientos Originarios (VII-2006) por Eduardo R. Saguier e-mail: saguiere@ssdnet.com.ar http://www.er-saguier.org La valiente confesión de Oscar del Barco ha disparado en la historia del pensamiento argentino una insondable veta de investigación científica que podría deparar resultados promisorios si se ahondara más en los detalles individuales y originarios (Portela, 2006). A propósito de confesiones, el actual Director de la Biblioteca Nacional y titular de una cátedra en la Facultad de Ciencias Sociales Profesor Horacio González confiesa en un original reportaje otorgado al sociólogo Raúl Burgos y refiriéndose a sus inicios como docente en la Facultad de Filosofía y Letras [1967-68] lo siguiente: “Teníamos polémicas teóricas y políticas terribles. Y administrativas también, porque la Facultad no existía, existían los feudos: lo nacional popular y la izquierda. Es decir la Facultad estaba reduplicada en dos grandes esferas autónomas, dos grupos que tenían legalidad propia, aunque uno tenia también la legalidad formal de la institución, que era el grupo de la izquierda. Nosotros [refiriéndose a los docentes de las Cátedras Nacionales: O´Farrell, Feinman, Cárdenas, Carri, Olson, González] habíamos sido fuertes en la época de Onganía [designados a instancias del Ministro del Interior General Imaz para combatir a la izquierda]. Pertenecíamos al mismo campo de ascenso político que los Montoneros, que ascienden medio en el clima cristiano, comunitarista y de revolución nacional de Onganía. Después pasamos a una situación más marginal (Gonzáles, entrevista concedida al autor, diciembre de 1996)”. (1) Vale destacar, que a diferencia de otros intelectuales que ocultan sus orígenes, González no cae en esas mezquindades, y muy suelto de cuerpo nos cuenta la verdad. Por el contrario, existen otros destacados intelectuales que en sus curriculums no dan cuenta de aquellos antecedentes que puedan llegar a avergonzarlos. Ese es el llamativo caso del Profesor Atilio Borón, vitalicio Secretario General de CLACSO, que también al igual que González se iniciara académicamente en tiempos de Onganía, pero al servicio de la escuela de dirigentes organizada en la CGT, en aquellos tiempos dirigida por el colaboracionista de la Dictadura Augusto Timoteo Vandor. Excepcional periplo el de Borón, que de cortesano de Vandor fue derivando a asiduo contertulio de Fidel Castro. Notas (1) Burgos, 2004, 188. Bibliografía Burgos, Raúl (2004): Los gramscianos argentinos. Cultura y política en la experiencia de Pasado y Presente [Buenos Aires, Siglo XXI, noviembre de 2004]. Portela, Oscar (2006): Oscar del Barco. Una Ética más allá de la Éticahttp://www.boulesis.com/foros/debate/476/ Fuente: Nuestra America.info 19-07-2006

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home