tapiales

miércoles, agosto 02, 2006

Antisemitismo en el CONICET (2006)

Antisemitismo en el CONICET. Tengo entendido que un Instituto que figura como Unidad Ejecutora del CONICET, el cual se vio beneficiado durante el Proceso con substanciales subsidios mediante los cuales adquirió un costoso Inmueble utilizado como sede y que la administración Abeledo en tiempos de Alfonsín omitió investigar, que alberga en su seno al director de una célebre publicación antisemita, que asimismo logró obtener mediante donaciones y merced a la adscripción institucional al CONICET valiosas colecciones documentales legadas por familias patricias, y donde a su vez ha publicado su producción una integrante del actual Directorio del CONICET, discrimina a los eventuales usuarios que inocentemente acuden a su sede según procedencia racial; o más específicamente, repele a aquellos investigadores de origen judío. Ese fue el caso experimentado por un prestigioso intelectual argentino de procedencia judía y profesor de una universidad del conurbano, pero que por su retraimiento, timidez o falta de pruebas es incapaz de hacer las denuncias correspondientes. El hecho es muy conocido y los detalles precisos circularon entre los colegas correspondientes a la disciplina cultivada por dicho Instituto. Por cierto, la discriminación no es explícita ni está anunciada en un letrero ni en un folleto, pero en los hechos a los intelectuales de origen judío, o con portación de apellido de esa procedencia, les es negada la documentación que el Instituto adquirió a suerte de legado por estar adscripto como Unidad Ejecutora del CONICET. El único intelectual de ese origen que ha podido atravesar su umbral, porqué su discriminación habría sido un escándalo irresistible, ha sidoTulio Halperín Donghi, quien incluso comentó en alguno de sus reportajes esta inaudita experiencia. Esta intimidante realidad es tal, que la totalidad de los investigadores de esa ascendencia o aquellos de filiación política de izquierda no se atreven siquiera a visitar dicho Instituto. Creo entonces que al menos correspondería en este espinoso asunto la actuación de oficio del Comité de Ética de la Secretaría de Ciencia yTécnica, del INADI y del Ing. Enrique Oteiza o en su defecto de la Justicia Federal. Sin otro particular, les saluda Eduardo R. Saguier Investigador del CNICET e-mail: saguiere@ssdnet.com.ar http://www.er-saguier.org cc: AMIA INADI APDH Fuente: Quebec.indymedia 31-V-2006

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home